Que no sea muy ajustada, que resalte la figura, que sea cómoda, fresca y versátil; son solo algunas de las características que se buscan en una prenda. Sin embargo, la textura es un elemento indispensable y que no puede quedar por fuera del radar al momento de elegir un textil, independientemente del uso que le vayamos a dar.  

Tipos de texturas 

 

Primero, debemos entender que la textura es el modo como están organizados los hilos y fibras de una tela para aportarle atributos a la superficie textil y que puedan ser utilizados en la creación de cualquier indumentaria. 

Estos pueden ser apreciables en un sentido primordialmente visual (brillante, opaca, tenue, transparente, metálica, iridiscente), o netamente al tacto (áspera, suave, rugosa, dura, blanda y lisa, entre otras). 

Comprendiendo lo anterior, debes saber que al igual que las diferentes fibras que existen son más funcionales para ciertos usos que para otros, así mismo sucede con las texturas. 

 

Textura apropiada según su uso 

 

Sabemos que ir al almacén de telas o elegir prendas con tu asesor es toda una aventura. Encontramos tanta variedad de texturas como colores y estampados,  y a veces no podemos decidir cuál es la que realmente funciona. 

Por ello es importante que aprendamos a distinguirlas y reconocer la manera más práctica de modificarlas y adaptarlas a nuestro proyecto y sacarles el máximo provecho. 

 

Texturas a la hora de coser  

 

telas para vestidos

Para las telas con acabados trasparentes y sedosos como Alania ideal para vestidos, blusas, camisas, camisetas y pijamas se recomienda utilizar cuchillas en óptimas condiciones a la hora de realizar los cortes, manteniendo una velocidad constante y moderada.

 

Para el caso de la base textil Alessio, ideal para blusas y vestidos, te sugerimos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

tela para vestidos

Por otro lado, en texturas más rígidas en textiles combinados con algodón como Anatomy de Lafayette Uni For me para scrubs, pijamas o batas médicas, se recomienda a la hora de realizar la costura, ajustar las tensiones en máquinas para equilibrar puntadas y presión del pie para lograr un correcto arrastre del textil, y utilizar un margen de costura mínimo de 1 cm.

 

Texturas para cortar

texturas-textiles

 

Las telas lisas o de color sólido, son mucho más fáciles de cortar que las estampadas. Es por ello que texturas con cuadros, rallas y otros, que necesitan ir combinando en forma detallada las costuras, no son recomendables para un confeccionista o diseñador principiante.  

Textiles con texturas de terciopelo como el velveteen de Lafayette Fashion, ideal para faldas, pantalones y vestidos requieren un reposo entre 24 y 36 horas después de desenrollar, y posteriormente extender sin generar tensión.

 

Texturas para combinar 

 

Texturas textiles

Para texturas con flexibilidad en sus tejidos como Flash de Lafayette Sports, ideal para camisetas, pantalones y pantalonetas, recomendamos usar entretela fusionable con características similares al textil, revisando la temperatura y presión según ficha técnica suministrada por el asesor.

Recuerda que en todas las tiendas de Lafayette encontrarás la más amplia variedad de textiles con la más alta calidad y tecnología, además de la asesoría necesaria para que el resultado final de tu proyecto, sea el que imaginaste.  

 

También te puede interesar:

¿Cómo reconocer un textil de calidad?

Compartir en