‘Un líder puede ser un jefe, pero un jefe no puede ser un líder’… continúa con nosotros que conozcas el arte del liderazgo y entender la diferencia entre lo uno y lo otro.

¡No, no y no!… ser jefe no es el equivalente a ser un líder. Si bien estos términos se usan, sin distinción, para referirse a la persona que está al mando en cualquier lugar de trabajo, son varias las habilidades que pueden marcar la diferencia entre un perfil y otro. 

Cómo reconocer -o ser- un verdadero líder y no solo un jefe  

Dicho de otra manera, el liderazgo no se relaciona con la posición jerárquica, sino con las destrezas que posee ‘esa’ persona para dirigir a su equipo de trabajo, por lo que la posición de líder puede ser ocupada no solo por el jefe sino también por cualquier miembro del equipo que tenga algunas o todas estas características. 

¡Presta atención!

Lee también: CÓMO CREAR EQUIPOS DE ALTO DESEMPEÑO (EAD)

 ‘Nosotros’ vs ‘YO’

 

«Si quieres ir rápido, ve solo… si quieres ir lejos, vayan juntos». – proverbio africano

Los líderes natos tienen una potente mentalidad de trabajo en equipo, lo que se refleja constantemente en su pensar y hablar, pues reconocen la diferencia entre ‘hazlo’ y ‘hagámoslo’; al disfrutar sentirse parte del equipo, está dispuesto a trabajar duro y apoyar a los miembros de este para cumplir tiempos, establecer objetivos y alcanzar metas.

Así mismo, cuando un líder avanza y consigue buenos resultados, se llevan al equipo con ellos atribuyendo los logros como una acción colectiva. 

Poder vs. motivación

 

Si tus acciones inspiran a otros a soñar más, aprender más, hacer más y ser más, usted es un líder. – John Quincy Adams

El jefe infunde amenazas e impone autoridad que causa miedo y desconfianza dentro de la organización, esto, claramente hace que sus empleados tengan actitudes diferentes cuando él está y cuando se encuentra ausente. 

Por el contrario, el líder es accesible, comprensivo y abierto al diálogo. Toma en cuenta las ideas y opiniones de los demás y se preocupa por su bienestar, de esta manera inspira a cada uno de los miembros del equipo a creer en ellos mismos, en su trabajo y en sus capacidades. Es por ello que los demás lo ven como alguien con quien pueden contar y confiar.

Ocultar vs. enseñar

 

«…No basta con contar con los estudios necesarios. Las habilidades de liderazgo son fundamentales para poder guiar, inspirar y motivar a las personas», -Ernesto Velarde, country manager de trabajando.com 

Generalmente, el jefe es celoso al compartir las prácticas o experiencias que lo han llevado al éxito. Al líder le gusta enseñar y repartir su conocimiento, por eso guía constantemente a las personas de su entorno para que puedan desarrollar todo su potencial y hasta superarlo a él, y que en ese camino adquieran nuevos conocimientos, se superen y trasciendan como personas y profesionales.

Desarrollar a las personas vs utilizar gente

 

Un buen líder lleva a las personas a donde quieren ir. Un gran líder las lleva a donde no necesariamente quieren ir, pero deben de estar. -Rosalynn Carter

Un buen líder quiere ver a su gente florecer, por ello detecta las habilidades y fortalezas de sus empleados mientras trabajan con ellos, luego los mantiene en constante capacitación para asignarles tareas específicas y obtener así resultados efectivos.   

Así mismo, un verdadero líder no duda en aprender de aquellos que se encuentran a su cargo. Esto demuestra que prestar atención a sus subordinados, sabiendo que siempre hay más que aprender de ellos.

Igualdad vs. preferencias

 

El que tiene gran poder debe usarlo ligeramente. -Séneca

Un líder establece relaciones de igualdad con todos. Un buen líder siempre trata a todos por igual y no permite preferencias personales como muchos de los jefes.

En definitiva, aprender a ser un líder es una aventura constante y significativa que tiene el objetivo de convertir a un grupo de personas en un equipo competente, con potencial y eficiente. 

En cada negocio hay un jefe, pero pocos tienen la estrella del liderazgo. Si eres una figura de autoridad en tu carrera, pregúntate: ¿preferirías ser un jefe o un líder?

Si deseas seguir a la vanguardia con temas de gestión de empresas y nuevas herramientas para hacerlo, continúa navegando por nuestro blog y entérate de todo.

Lee también:  APÓYATE EN EL PRODUCTO MÍNIMO VIABLE (PMV) Y SACA ADELANTE TUS IDEAS

Compartir en