Sandra Tinoco es una mujer emprendedora, que gracias a los consejos de su tía decidió profesionalizar su oficio de confeccionista, aprendió a elaborar cortinas y actualmente es su herramienta de trabajo. De allí surgió la idea de crear su empresa: Ferrecortinas, un modelo de negocio en el que se encuentran la venta de elementos de una ferretería, la de su esposo, y la fabricación de cortinas que ella confecciona para sus clientes. Siempre ha tenido claro que con este oficio podían ir más lejos.

Ferrecortinas es una empresa familiar en la que su esposo y sus dos hijos son los principales trabajadores y se han especializado en la elaboración de cortinas de alta calidad y en la fabricación de llaves, llevan 11 años en el mercado, están ubicados en el barrio Villas de Granada y allí tienen su nicho de mercado que se ha expandido a los barrios vecinos para atraer nuevos clientes.

Reconoce que en sus inicios no fue fácil pero agradece al programa Hilando Empresa de Lafayette, su crecimiento profesional, ya que fortaleció sus habilidades administrativas y gestión empresarial. Así mismo, a través de la unidad de negocios Lafayette Deco, ha realizado talleres creativos, de bocetación y expresión para el diseño, que han contribuido con el desarrollo y expansión de su empresa.

El reto para ellos ha sido mantenerse y conservar a sus clientes. Saben que Ferrecortinas cuenta con un modelo de negocio innovador y que ofrece valores agregados que les permiten diversificación y diferenciación en el mercado. Por lo mismo, Sandra quiere que su empresa evolucione en la decoración, sabe que el mercado lo exige. Con el diplomado en decoración de interiores cursado en la Escuela Colombiana del Diseño y las Artes (ESDIART), incentivo entregado por Lafayette y el cual ya culminó, está convencida que este objetivo lo alcanzará y está trabajando porque así sea.

Compartir en