Para que tu punto de venta comunique y transmita lo mejor de un producto necesita de una estrategia innovadora y, de cierta manera,  artística, para que el concepto que elabores de comunicación pueda fascinar a tus consumidores. A este proceso se le conoce como visual merchandising o vitrinismo.

Si estás interesado en conocer más sobre este conjunto de técnicas que te permitirán seducir a tus clientes para facilitar el proceso de compra, te invitamos a leer con atención los siguientes consejos que hemos preparado para ti:

Conectar con tus clientes, tu mayor reto

Uno de los mayores desafíos de los empresarios es encontrar nuevas maneras de impactar y generar necesidad en los clientes, lograr que sus productos se vean lo suficientemente atractivos para conectar con la audiencia potencial, pero sabemos que muchas veces esto no es así. En ocasiones, los resultados de ventas no son óptimos, algunas estrategias no surten el efecto esperado, ni se obtiene la respuesta que esperamos.

Entonces surge la pregunta: ¿existen otros medios por los cuales mis productos se pueden comercializar de una mejor manera? La respuesta es sí, existen distintas alternativas, todo depende, del camino que se quiera escoger. Una de estas opciones es el vitrinismo y a continuación, descubrirás cómo funciona para que puedas implementar esta estrategia en tu negocio.

¿En qué consiste el vitrinismo?

La finalidad del vitrinismo es facilitar la compra de los productos a través de la organización lógica, creativa y estratégica de los mismos para que generen una experiencia agradable para los clientes, de tal manera, que incite a realizar la transacción. En otras palabras, se puede resumir como la “creatividad lógica” de una persona para organizar los productos para que sean capaces de atrapar a los consumidores que están circulando por el negocio.

Tal vez te interese leer: 7 tips para aumentar las ventas de tu negocio con Instagram

¿Cómo implementarlo en mi negocio?

Dependiendo de los productos que comercialices, existirán estilos más apropiados que otros; sin embargo, sin importar a lo que te dediques, causar una buena impresión es fundamental no solo para tu negocio, sino para todo lo que realices, no en vano, el escritor inglés Oscar Wilde afirmó: “nunca hay una segunda oportunidad para una primera impresión”.

Ahora bien, antes de implementar una estrategia, es muy importante que definas el objetivo de la comunicación visual, es decir, debes identificar y tener presente lo que quieres mostrar y contar a través de tu producto. Después, tendrás que arriesgarte, combinar estilos y herramientas que te permitan ser innovador y luego de ello, comprobar que el resultado obtenido representa a la perfección tu producto.

Aunque sabemos que es una ardua labor, a continuación, te presentamos algunas ideas que te ayudarán a alimentar tu imaginación para que puedas implementarlas en tu negocio.

Vitrinismo4

Usar exhibidores no solamente puede hacer más atractivo los productos, sino que puede hacer que tu negocio se vea estéticamente bien. Asegúrate de que la iluminación sea la adecuada

Existen estilos minimalistas y muy creativos que dan buenos resultados

Existen estilos minimalistas y muy creativos que dan buenos resultados

Arriésgate a contar historias creativas a partir de tus productos

Arriésgate a contar historias creativas a partir de tus productos

Vitrinismo

Combina colores y diseños para llamar su atención. Explora tu creatividad

Son muchos los estilos que puedes implementar en tu negocio, todo está en tomarte el tiempo necesario para dejar trabajar a tu imaginación, pero si consideras que necesitas apoyo para un cambio radical y tienes dudas en este proceso, no esperes más para ponerte en contacto con nuestros expertos y así encaminar tu marca al éxito. ¿Estás listo para empezar?

Esperamos que este artículo haya sido de tu gusto y utilidad. Si quieres leer más artículos sobre el crecimiento de empresas, haz clic aquí.

Compartir en