El trazo en el proceso de confección es una técnica que requiere de mucha atención, pero sobre todo, de gran precisión, para evitar así el desperdicio de tela para la elaboración de las prendas. En esta nueva entrega de Lafayette queremos contarte todo lo que necesitas saber para buscar la mejor forma de aprovechar las telas para ahorrar así costos y gastos.

¿En qué consiste este proceso?

En la industria textil, la etapa del trazo consiste en la adecuada distribución de los patrones que conformarán la prenda sobre una extensión de tela, buscando el mejor aprovechamiento de la misma para evitar costos innecesarios. Por supuesto, en las tiendas Lafayette, brindamos la certeza de que el ancho y el largo de las telas entregadas son ideales para un correcto uso y aprovechamiento adecuado.

Quizá te interese leer: El patronaje: la base de creación de las prendas

¿Cómo optimizar el uso de la tela durante el proceso de trazado?

Antes de empezar con este proceso, es necesario tener en cuenta las indicaciones y características de la tela para ser muy precisos:

  • Identificar el tipo de prenda de acuerdo a su tamaño

  • Clasificar: el tallaje de cada prenda a confeccionar

  • Seleccionar la adecuada cantidad de patrones por rollo de tela

  • Verificar si la tela presenta algún tipo de estampación para organizar los patrones de tal manera que no afecte su diseño

  • Constatar nuevamente tanto el ancho como el largo de la tela

¿Cómo se lleva a cabo?

Existen dos formas de llevarlo a cabo: realizando un molde manual (papel, lápiz, borrador, escuadras) o de manera sistematizada (por medio de un software específico). 

Por supuesto el primer molde es antiguo, conlleva mucho tiempo y el porcentaje de tela es mucho mayor ya que no contamos con la precisión con la que cuenta un software especializado en el trazado.

La forma sistematizada se obtiene mediante la digitalización de los patrones y solamente es necesario indicar las medidas de la tela para que el software opere por su cuenta automáticamente. Es mucho más eficaz y genera mayor productividad que el sistema manual.

Digitalización de patrones

Beneficios de un buen trazado

Sin duda alguna realizar un correcto proceso de trazado, te permitirá como administrador de tu negocio, optimizar la tela, generar ganancias en insumos, ahorrar dinero y tiempo, ofrecer al mercado un producto de calidad y obtener credibilidad y prestigio.

Esperamos que este artículo haya sido de utilidad para ti. Si deseas recibir asesoría sobre el proceso de confección, te invitamos a contactar a nuestros asesores expertos de Lafayette que están dispuestos a brindarte todo el apoyo que necesites. Si deseas leer más entradas como esta puedes hacer clic aquí.

Compartir en