Continuemos hilando juntos el crecimiento de tu negocio. Aquí te presentamos 7 de las mejores prácticas para administrar una microempresa.

El sueño de todo emprendedor es lograr que su microempresa, que ha iniciado con tanta dedicación y esfuerzo, se convierta en un negocio rentable y que pueda crecer con el mercado. Para lograrlo, una de las claves, es saberlo administrar. Pero, ¿cuál es la mejor manera de hacerlo? 
Si bien administrar una microempresa no es igual que manejar una multinacional, existen pautas generales que de aplicarlas pueden facilitar el camino al éxito de cualquier negocio. 
Continuemos hilando juntos el crecimiento de tu negocio. Aquí te presentamos 7 de las mejores prácticas para administrar una pequeña empresa.  
Presta atención.  

Realiza una buena planeación financiera para tu microempresa

No es un secreto, incluso para nuestra vida personal, una buena planificación financiera hace que nuestras inversiones sean más eficientes. Esto es parte de una ecuación elemental, porque al conocer el capital real con el que contamos, es posible establecer el control de gastos y así tener solvencia económica que permita a la empresa ser rentable. 

Trabaja en equipo y confía en él

Este aspecto es esencial para sacar adelante cualquier organización; aprender a escuchar, entender y valorar las ideas u opiniones de nuestro equipo, puede ser la clave de la evolución de nuestro negocio. 
Ya lo dice el famoso refrán, “dos cabezas piensan más que una”. Es decir,  además de aliviar tú carga de responsabilidades, podrás divisar el panorama de las oportunidades y las soluciones de problemas, desde diferentes perspectivas.

Quizás te interese: PARA PYMES DE CONFECCIÓN: HERRAMIENTAS TECNOLÓGICAS SIN COSTO

Prioriza y organiza tus actividades 

¿Te has sentido ‘ahogado’, estresado y hasta agobiado por que el tiempo no te alcanza para cumplir todas tus obligaciones?, si la respuesta es sí, tal vez necesitas replantear y organizar tus tareas. 
Suena obvio, pero te sorprenderían los resultados de tener una agenda de compromisos diaria, para lograrlo puedes recurrir bien sea al planificador clásico, a una agenda, y  porque  no, a las aplicaciones móviles que ofrecen un sinfín de complementos que te ayudarán a optimizar el tiempo de trabajo. 

*Aquí podrás conocer apps para ayudarte a organizar tu día: 10 apps que te ayudarán a emprender exitosamente 

Mantente actualizado… y a tu microempresa 

Sí, los cambios o acontecimientos que suceden en el país y en el mundo en cuanto a los negocios de tu sector (procesos, leyes, tecnología, etc.) siempre serán de tu interés y pueden tener efecto en tu microempresa dando o quitándole rentabilidad.  
Además de conservar la ‘sed de aprendizaje’, es recomendable que intentes ofrecer, por simples que sean, capacitaciones a tus empleados. Esto se verá reflejado en el mejoramiento de los procesos internos, lo que será beneficioso para la optimización de recursos (tiempo, dinero en mano de obra y además algunos recursos materiales).

Infórmate de los aspectos legales para tú microempresa

¿Cuáles son las obligaciones legales?, ¿cómo debo reportar mi contabilidad mercantil?, ¿cuándo y cómo pagar los impuestos?, estas y otras preguntas deben estar claras para ti como microempresario.  
Si no, no te preocupes, estas cuestiones las podrás resolver con un asesor fiscal, la propia Hacienda o investigando un poco en Internet. Pero nunca olvides mantenerte al tanto pues las normativas cambian año con año. 

También te puede interesar: 5 CLAVES PARA VENDER TU PRODUCTO A GRANDES CLIENTES

Cuentas claras… negocios duraderos

La obtención de utilidades es directamente proporcional al porcentaje de venta. Entonces ¿qué pasaría si la gestión de inventarios no opera con efectividad?, no conoceríamos a ciencia cierta qué tenemos en stock y qué hemos despachado, lo que en otras palabras indica, que no tenemos una mala administración. 
Esta situación puede ser la culpable de generar clientes descontentos por no cumplir la demanda, además de ocasionar problemas financieros que pueden llevar a la compañía a la quiebra.  

Documenta tus procesos

Documentar los movimientos estratégicos de tu organización te ayudará a tener la habilidad de manejar la situación cuando uno de tus empleados falte, delo contrario, imagina el reproceso que esto significaría.

Plus + 
Ten  presente que un buen empresario no solo es exitoso por sus buenos  negocios, también lo es por mantener  actitud  de liderazgo, por siempre poseer una actitud positiva y propositiva  y una mente que siempre proyecta hacia el futuro. 

Compartir en