Tener pensamiento estratégico es brindarte la oportunidad de tomar la mejor decisión para tu negocio, ¿quieres saber qué significa estrategia para un negocio en la industria de la moda? Aquí encontrarás la respuesta:

¿Qué es el pensamiento estratégico?

Esto se refiere a tener opciones y elegir cuál camino es el que me acerca a cumplir mis objetivos. Al actuar coherentemente y al ser consecuencia con la decisión tomada, ya se encuentra en un proceso estratégico consciente.

¿Pero qué significa la estrategia dentro de la industria de la moda?

Inicialmente se refiere a identificar en qué soy bueno, cómo me puedo destacar y si esto que quiero hacer es rentable. Una vez establecido esto, es momento de pensar en las acciones que en conjunto harán que la caja registradora suene constantemente.

Si no hay estrategia, es muy difícil que los negocios sean sostenibles, pero estamos en la posición de escoger en dónde y cómo ubico mi negocio, todo con el fin de generar demanda, es decir, vender. Para esto se necesita tener una estructura y la industria de la moda tiene una estructura, que cambia rápidamente sí, pero mantiene su base en el tiempo.

Para ver cómo funciona esa estructura hay una analogía interesante que ayuda a entender conceptos más complejos: el mundo está organizado en una estructura, tiene:

  • Continentes
  • Países
  • Estados o departamentos
  • Ciudades
  • Localidades, etc.

¿Cómo se ve esto en la moda?

La industria de la moda funciona en la misma estructura, tiene infinidad de posibilidades, millones de ofertas a la que los consumidores se enfrentan a diario. Lo primero que tenemos que hacer es identificar dónde está nuestro negocio, ese es el punto de partida para hacer un plan estratégico.

El equivalente a un continente para la moda, se refiere a los sectores/universos y se entiende como la variable más grande, el subsector es el equivalente al país en el que nos encontramos, cuando identificamos el departamento nos referimos al modelo negocio y finalmente las ciudades se identifican como el área de competencia.

Tomar decisiones desde el conocimiento es lo más inteligente que podemos hacer por nuestro negocio. Para ello también debemos identificar en qué necesitamos ayuda y buscarla con el fin de que la cadena se dé de forma correcta.

Finalmente, pensar de forma estratégica no es algo que se aprenda de un día para otro, es importante hacer ejercicios que nos ayuden a identificar en dónde estamos y para dónde vamos, mirar las diferentes opciones, pensar qué podría pasar en cada escenario y así ser más asertivo en las decisiones de negocio que tomamos.

 

También te puede interesar: Así está cambiando la industria de la moda la economía circular

Compartir en